fbpx

La complejidad de la reforma migratoria

La complejidad de la reforma migratoria

Estados Unidos fue fundado por inmigrantes, personas que atravesaban el Océano Atlántico en búsqueda de una vida nueva y mejor. Al igual que nuestros antepasados de los años 1600 y 1700, los inmigrantes que se encuentran hoy en Estados Unidos buscan lo mismo. La inmigración es un tema que está lleno de las complejidades económicas, culturales y de seguridad.

De acuerdo con el ensayo realizado por James F. Hollifield Profesor de ciencias políticas en la SMU, el director de John Goodwin Tower Center participante también de la SMY junto con el acompañamiento global de Wilson Center, para poder reformar la política actual del país y mejorar el proceso para aquellos que desean ingresar al país legalmente, es necesario comprender los desafíos que enfrentan actualmente los legisladores.

Desde el advenimiento de la actual administración presidencial, la inmigración se ha convertido en un tema candente, lo que hace que el país participe en un agudo debate sobre el número de inmigrantes, ilegales y legales, que ingresan a los Estados Unidos. Algunos de los argumentos que han tenido un lugar entre los legisladores y lo que involucra una gran población de inmigrantes ilegales que ingresan y viven en los Estado Unidos y cómo manejar el flujo de refugiados que buscan asilo. Debido a cada lado de la moneda política tiene su propia opinión, ha dificultado la movilización de un plan para modernizar el sistema de inmigración actual para satisfacer las necesidades de los que vienen a los Estados Unidos.

La situación actual es realmente frustrante ya que los legisladores no parecen llegar a un consenso sobre la política de inmigración. Sin embargo, es importante comprender la complejidad de reformar el proceso actual y que debe llegar a suceder antes de que se vea el cambio. Estos problemas deben abordarse antes de que los Estados Unidos puedan nuevamente experimentar una mayor apertura, desarrollo humano y riqueza.

Las reglas de entrada y salida son problemáticas

Después de la Segunda Guerra Mundial, todo el mundo comenzó a ver un aumento en la migración con las Naciones Unidas estimando en 2015 que aproximadamente 244 millones de personas viven en un área diferente de donde nacieron. Ese número cambia constantemente a medida que millones de personas cruzan las fronteras diariamente. La gestión de estos flujos migratorios es un desafío para cualquier nación o estado. Estas cifras fluctúan debido a la mayor demanda de mano de obra inmigrante y de personas que buscan un nuevo trabajo. Añade a eso la red familiar y el número crece exponencialmente.

La política decide cómo las personas entran y salen de las naciones. Deben establecer las reglas sobre quién puede ingresar al país, así como dejarlo, y los términos de la entrada y salida. La reforma migratoria no se trata solo de quién entra y sale. También se trata del costo a largo plazo de la integración social, las preocupaciones fiscales a corto plazo que rodean a una población inmigrante concentrada en las localidades de ingreso y la seguridad que rodea a la inmigración para mantener al país a salvo de criminales y terroristas.

¿Qué hay de los derechos de los migrantes?

Los inmigrantes a los Estados Unidos buscan mejorar su vida y la de su familia. Cuando sus derechos se agregan a la mezcla de la reforma migratoria, se agrega a la complejidad del problema de la reforma. Los migrantes merecen el derecho de solicitar la legalización, la naturalización y la ciudadanía, especialmente si ya están trabajando aquí en los Estados Unidos. La reforma migratoria debe tener en cuenta la posibilidad de legalización de un inmigrante. De lo contrario, existe la posibilidad de que se socave cualquier contrato social que le extienda los derechos a cambio del trabajo y la residencia. Como nación, a los inmigrantes se les debe permitir un paquete básico de derechos humanos y civiles que les permita convertirse en miembros de la sociedad y les permita prosperar.

No todos vienen por voluntad propia.

Otro factor en la reforma migratoria que debe considerarse una musa y la razón es por qué el inmigrante viene a nuestras fronteras en busca de asilo. Muchos de ellos emigran a los Estados Unidos involuntariamente debido a la guerra, el hambre, la depravación y la violencia política en su país de origen. Estos solicitantes de asilo suman alrededor de 65.6 millones en 2017 y con el estado actual de muchos países alrededor del mundo, ese número podría continuar aumentando. Antes, a los inmigrantes se le concedía la admisión al país en función de sus habilidades y la capacidad de emprender el camino hacia la ciudadanía. Ahora, las cuestiones que rodean las preocupaciones culturales, como el país de origen, se toman en consideración, antes que nada.

Debido a la guerra y los ataques terroristas, el debate sobre la inmigración se intensificó aún más. Durante la Guerra Fría, los inmigrantes tuvieron que tomar pruebas ideológicas de lealtad y muchos obtuvieron asilo si huían de un régimen comunista. Las reglas volvieron a cambiar después del ataque terrorista del 11 de septiembre. Se creó un registro para ciudadanos varones de 24 países de mayoría musulmana y Corea del Norte en un esfuerzo por rastrear la actividad terrorista.

La preocupación por la cultura y la seguridad se ha convertido en la principal prioridad de la Administración Trump cuando se trata de la reforma migratoria. Es necesario que haya una compensación entre mercados, derechos, seguridad y cultura. Sin ella, es difícil alentar la reforma, y las tensiones entre los grupos étnicos, religiosos y políticos han alcanzado un tono casi febril.

La migración no desaparecerá

Como país construido sobre la migración de otros países, se espera que continúe la inmigración, tanto a escala nacional como internacional. La necesidad de personal básico y la competencia por trabajadores altamente calificados está creciendo y hay muchas oportunidades económicas para los trabajadores migrantes. Y quieren traer a sus familias con ellos.

La necesidad de una reforma evitará que los inmigrantes sean introducidos de contrabando en el país y aliviará el potencial de daño. Extender los derechos básicos a los migrantes es una prioridad, ya que así es como se convierten en miembros contribuyentes de la sociedad y están más dispuestos a emprender el camino hacia la ciudadanía.

Contacte un abogado experto en inmigración en Austin

Si usted o un ser querido enfrentan algún problema de inmigración, hable con un abogado experto en inmigración. Los abogados de inmigración se capacitan para garantizar que puedan guiar con precisión sus acciones y proteger sus derechos. Recuerde, evite a los notarios o «consultores de visas», que no tienen la capacitación o las habilidades para ayudar realmente.

En Nanthaveth & Associates, nuestro equipo capacitado sirve con pasión en el área de Austin. Trabajamos con inmigrantes de todo Texas y tenemos experiencia en todas las facetas de la ley de inmigración. ¡Si desea hablar con uno de nuestros abogados expertos, contáctenos hoy! Para su comodidad, su primera consulta es gratuita. No importa tu problema de inmigración, no estás solo.

Permítanos despejar un camino para usted, ¡contáctenos hoy!